X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 11 diciembre 2017
  • Valencia Plaza
  • CulturPlaza
Plaza Deportiva
Seleccione una sección de PD:

Kempes sigue siendo el rey

JOSÉ MARÍA PERIS. 11/09/2015 ¿Debería Kempes haber callado? La respuesta por parte de este que les escribe es un no rotundo. Por una razón muy sencilla: atendiendo al lenguaje más puro, es embajador del club a tiempo parcial, por lo que Kempes puede decir lo que le venga en gana cuando no cobra del Valencia

Artículos anteriores

Comparte esta noticia

VALENCIA: A falta del rodar del balón, calma que precede a la tempestad del mogollón que nos viene encima, la cosa se ha rellenado con las declaraciones de Mario Alberto Kempes acerca del día a día del club. Kempes, argentino él, no se ha andado por las ramas. Cortita y al pie, como un rondo letal, ha generado debate sobre el modelo adoptado por el club en cuanto a su parcela deportiva. Debate que, por otra parte, estaba instalado en todas partes donde se opina de valencianismo. Por lo que no anda descabellado el bueno de Don Mario con sus afirmaciones. El valencianista de cartera, por lo que le cuesta, y de corazón, por lo que lo siente, anda mosqueado con el sistema de gestión del club. Que bien ya no es suyo, empresarialmente hablando, pero si de sentimiento, que es lo que dicen que mueve este mundo. Y ese valencianista patidor ve cosas raras. No acaba de entender como se ha bunkerizado el tema de las altas y las bajas y sus costes reales. Después de venir de exprimir al máximo al Tottenham y al Barcelona con el pago de las cláusulas de Soldado y Mathieu, no comprenden la rebaja de 5 kilos en la venta del central argentino de cuyo nombre no quiero acordarme, por muy satisfactoria y correcta que fuese la venta a nivel económico, pero con derrota moral por claudicar en la cifra de salida. Y no deja de darle vueltas a como está gestionado el tema deportivo de puertas para adentro, con un sistema a medio camino entre el manager plenipotenciario de Inglaterra y la secretaría técnica externalizada por obra y gracia de Gestifute.

Y todo eso, Kempes lo ha verbalizado con un micro delante. Quizá con las mismas palabras que usted o yo podríamos haber utilizado entre cañas y pinchos con los amigos un sábado de aperitivo. O tal vez más suaves que las que podamos usar en la vehemencia de la noche regada en alcohol. Pero en esencia, Kempes ha puesto el dedo en la llaga. Pero es el peaje a pagar en este fútbol moderno del que, también, hablábamos la semana pasada. El fútbol de antes, con utilleros tomando el aperitivo con campeones del mundo, con presidentes que son segundos padres para los jugadores y gimnasia sueca como modelo de preparación física ha pasado a engrosar la nostalgia de los románticos. El mercantilismo ha avasallado todo aquello con lo que crecimos y en los despachos también prima un modelo diferente de negocio, que podrá gustar más o menos, pero es el que hay y toca callar.

Porque esa es otra. ¿Debería Kempes haber callado? La respuesta por parte de este que les escribe es un no rotundo. Por una razón muy sencilla: atendiendo al lenguaje más puro, es embajador del club a tiempo parcial, por lo que Kempes puede decir lo que le venga en gana cuando no cobra del Valencia. Las opiniones, las entrevistas y las cañas del bar son gratis. Y un comunicador puede no comulgar con la opinión de la mayoría y generar debate. Ya pasó con Gayá y con Otamendi. A preguntas directas, respuestas directas. Y no siempre son las acertadas. Por eso se llama opinión.

Y nadie ha de ver estas palabras como un ataque directo a la persona de Nuno. Estoy seguro que Nuno y Kempes mantienen una relación cordial. Si el inquilino del banquillo hubiera sido otro, el discurso sería el mismo. Es el modelo, son las formas, lo que le chirrían al Matador. Como tampoco es una alabanza a Salvo y compañía ni a su persona, sino a una manera de gestionar y de hacer, más o menos acertada, con más o menos luces y sombras pero que se asemejaba más al organigrama de toda la vida y que, incuestionablemente, conectaba con la afición de base.

Recuerdo cuando Kempes dejó el fútbol como jugador. Incluso recuerdo un poco antes, con la gente silbando sus actuaciones en su segunda etapa en el Valencia. Nadie se escapa al silbido de la grada de Mestalla. Y no les digo nada cuando vino con el Hércules, después de buscarse la habichuelas en el fútbol sala con Autocares Luz, tras ser echado, sí echado, por los que mandaban en aquella época en el Valencia. Y trotar por el mundo en ligas menores, alargando su carrera. Y salir por piernas de Albania cuando comenzó a ser entrenador. Y pasarlas canutas, por no decir putas, económicamente. Como en aquella tienda DxT (Deporte), que tuvo que bajar la persiana. Patadas, pasos pequeños, pero siempre con la dignidad por delante. Como ahora.

Puede que con esas declaraciones el Valencia CF SAD pierda un representante oficial para los actos institucionales. Pero lo que no podrán es que allá donde vaya, Kempes sea bandera de todo lo que consiguió en el club. Y como dice la ranchera, seguirá siendo el Rey.

Con dinero y sin dinero
Hago siempre lo que quiero
Y mi palabra es la ley...
No tengo trono ni reina,
Ni nadie que me comprenda,
Pero sigo siendo el Rey...

Artículos anteriores

Comparte esta noticia

3 comentarios

daniel gimeno escribió
13/09/2015 09:19

Peris : estoy de acurdo con que hay un modelo nuevo de negocio en el futbol como tu dices. En lo que no esty de auerdo es en lo de que toca callar. El aficionado que compra acciones, pases y entradas tiene derecho a pedir explicaciones y alguien desde el club debe dárselas. Es muy lamentable de que se fiche un delantero para despues hacerlo jugar de extremo. Eso se llama mala planificación y el club debe responder a las críticas de la afición

Esgarraet escribió
11/09/2015 16:07

Kempes ha dicho lo que mechos pensamos y no podemos trasmitir (no somos periodistas) y lo que muchos periodistas saben pero no quieren decir. Con estas declaraciones, Kempes ha elevado su status en la historia del Valencia CF. Ahora ya no es solo un heroe deportivo ahora es un heroe en todas las facetas del club.

Salva escribió
11/09/2015 14:44

Totalmente de acuerdo con el artículo. Un 10.Lo que dijo Kempes son verdades como puños y si a alguien le pica, que se rasque. Cuando Nuno hable de Mario Alberto Kempes que se ponga depie y que aprenda, porque hasta ahora no ha empatado con nadie.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

Lo más ...

publicidad