X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 20 septiembre 2020
  • Valencia Plaza
  • CulturPlaza
Plaza Deportiva
Seleccione una sección de PD:

El Valencia CF volverá a agotar el mercado de fichajes hasta el final

DANI PARDO. 27/08/2014 Durante la última semana de verano, el Valencia ha firmado jugadores pese a estar cerca del fin del periodo de fichajes; estos son algunos de los ejemplos recientes

VALENCIA. El Valencia tiene menos de una semana de plazo para cerrar la incorporación de un centrocampista y un delantero. Con seis días por delante, la maquinaria de la secretaría técnica tiene que funcionar a pleno rendimiento para oficializar las dos llegadas. No hay que perder la calma, ni mucho menos pensar que esta situación superará al propio Valencia, ya ha ocurrido en otras ocasiones.

Es complicado planificar una temporada y dejar confeccionada una plantilla cuando a pocos días del cierre del mercado aún se están buscando las piezas más deseadas durante el verano; por eso mismo hay que afinar bien la puntería, y a su vez reconocer que en estos días es cuando afloran las verdaderas ‘gangas' listas para ser firmadas.

El tema es sencillo; el mediocentro es la posición que más se apremia a cerrar, puesto que en reiteradas ocasiones, Nuno ha dejado claro su idea de tener cinco futbolistas en esa demarcación. El esquema que está imponiendo el portugués presta de tener tres medios sobre el césped; y actualmente solo se dispone de cuatro jugadores (André Gomes, Parejo, Zuculini y Javi Fuego).

En cuanto al delantero, la tesitura parece tener tintes parecidos; Rodrigo y Paco Alcácer son las dos únicas lanzas del equipo en ataque. Jonas no entra en los planes deportivos del club de Mestalla, y se necesita otro punta que conforme una delantera de lujo; desde el seno valencianista se insiste en un futbolista diferente, cuyas características complementen a los actuales goleadores ‘ches'.

Se acerca la fecha final para realizar fichajes. Hasta el lunes hay tiempo, pero la historia de las incorporaciones veraniegas 'in extremis' en el Valencia tiene antecedentes.

En 2012, concretamente el día 24 de agosto, el Valencia consiguió firmar al anhelado sustituto de Jordi Alba, Aly Cissokho. El francés llegó a la capital del Turia a cambio de una cifra que oscilaba (entre arriba y abajo) los 7 millones de euros. Se antojaba imprescindible alguien que ocupase el carril izquierdo de Mestalla, y su nombre quizás ilusionó bastante más de lo que llegó a aportar deportivamente. Pese a ello, sobre el papel, se cubrió una posición a pocos días del fin de mercado. Finalmente no convenció su rendimiento.

Otro caso reciente ocurre con dos jugadores que no han terminado de encajar del todo en el conjunto blanquinegro. Un 30 de agosto de 2011, el Valencia confirmaba, a la vez que presentaba, a dos futbolistas en los que habían depositadas muchas esperanzas para elevar el nivel defensivo de la plantilla; Victor Ruíz y Barragán. Ambos desprendían aroma de titulares en el futuro más cercano del conjunto dirigido por Unai Emery en aquellas fechas. Aquel verano se presentaba con cierta ambición deportiva (se firmó a Parejo, Piatti, Diego Alves o Canales), y tanto Victor como Antonio entraban dentro de esas aspiraciones insaciables. A día de hoy, Ruíz no cumplió con las expectativas, y Barragán sigue siendo muy cuestionado por la afición.

Existen más ejemplos. En el último día de verano de 2010, se precisaba la contratación de un defensa polivalente, que sobre todo fuera capaz de actuar las veces de central como de lateral derecho. Marius Stankevicius llegó cedido con opción de compra procedente de la Sampdoria; a pesar de responder sobre el campo, su presencia no paso del año que estuvo en Valencia y no se ejecutó la clausula de compra.

LA JOYA DE LA CORONA DE LOS FICHAJES DE ÚLTIMA HORA

Para encontrar la contratación más acertada de los últimos años 'sobre la bocina', hay que remontarse a 2006. Tras muchas semanas de especulaciones y de búsquedas del 'fichaje estrella', se decidió apostar por un extremo de nivel supremo, y finalmente tras una dura negociación con Manuel Ruíz de Lopera, Joaquín se enfundó la camiseta del Valencia Club de Futbol. Fue la transacción más cara hasta la fecha, y uno de los fichajes más ilusionantes que se recuerdan. A una semana de finalizar el plazo (24 agosto), se consiguió llevar a cabo una negociación de peso y con muchos millones de por medio.

Es la viva muestra de que hay tiempo para traer a dos grandes jugadores. Por lo que, tras la experiencia, quedó demostrado que hasta el último minuto todo cuenta. En esas fechas, y en esa situación se encuentra el actual Valencia, con la diferencia de que Peter Lim está por la labor de echar el resto por traer dos figuras; tiempo al tiempo, que todavía queda.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

Lo más ...

publicidad
publicidad